Para Fiscalía existe patrón común entre los que recibieron dinero

Círculo íntimo. Rechazaron de plano la aseveración de Jorge Barata respecto a que aceptaron contribuciones de Odebrecht para el financiamiento de sus campañas presidenciales, pero los mencionados por el ex representante de la empresa brasileña en el Perú son claramente personajes muy allegados a Fujimori, Humala, García, Kuczynski y Toledo.
La Fiscalía de Lavado de Activos está a la expectativa de que las personas mencionadas por Jorge Barata en el reciente interrogatorio en Sao Paulo se acojan a la colaboración eficaz para reducir sus condenas a cambio de información que confirme los desembolsos de dinero de Odebrecht.
Casi todos los mencionados por el ex representante de la compañía constructora negaron haber recibido fondos incluso de manos de Barata, olvidándose de que los millones de dólares salieron del Departamento de Operaciones Estructuradas, una oficina diseñada especialmente para los pagos ilícitos o indebidos de Odebrecht y que estuvo dirigida personalmente por el propietario y presidente de la empresa, Marcelo Odebrecht.
Los colaboradores eficaces brasileños que trabajaron en dicho departamento proporcionaron a las autoridades toda la documentación en físico y electrónica con los registros de las transferencias o entregas de dinero, así como la identificación de las personas que recibieron los miles o millones de dólares.
Fuentes de la Fiscalía de Lavado de Dinero no manifestaron sorpresa o temor por los desmentidos de Jaime Yoshiyama Tanaka, Nadine Heredia Alarcón, Susana de la Puente Wiese y Luis Alva Castro, a quienes Jorge Barata señaló como receptores de dinero de Odebrecht para financiar las campañas de Keiko Fujimori, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski, en 2011, y la de Alan García, en 2006.
Indicaron que esperaban una reacción de ese tipo porque la investigación se encuentra en una fase preliminar, y que luego de la recepción de documentos que suministrará Barata para respaldar sus declaraciones, e interrogar a cada uno de los involucrados, “esperamos que algunos soliciten la colaboración eficaz”.
En una primera evaluación de lo expresado por Jorge Barata en Sao Paulo, las fuentes señalaron como un dato relevante que las personas mencionadas como los coordinadores de la recepción de los fondos para las campañas presidenciales eran “miembros del círculo más íntimo de los candidatos, en unos casos, o jefes de campaña o líderes de sus respectivos partidos políticos, no eran personas de la periferia, o personal de su oficina u hogar, eran elementos del entorno más leal”.
“A excepción de Valdemir Garreta, a quien Barata atribuye haber recibido dinero destinado para Ollanta Humala y para la campaña por el No de Susana Villarán, los demás tienen en común haber sido personas de entrañable confianza de los candidatos”, añadieron las fuentes.
Ese patrón señalado por la Fiscalía de Lavado de Activos se cumple rigurosamente en los casos de Jaime Yoshiyama, Susana de la Puente, Luis Alva Castro y Avraham Dan On, el jefe de seguridad y testaferro de Alejandro Toledo. A los que se suma, por supuesto, Nadine Heredia, presunta receptora de una parte de los 3 millones de dólares para la campaña de Ollanta Humala.
Quién es quién
Cuando Jorge Barata reveló que entregó a Jaime Yoshiyama 1 millón de dólares para la campaña de Keiko Fujimori en 2011 –y otros 200 mil por intermedio de la Confiep– el ex secretario general del partido fujimorista se encontraba en Estados Unidos. Por intermedio de José Chlimper emitió un comunicado supuestamente escrito por él para negar haber recibido el dinero de manos de Barata, e incluso citó las declaraciones de este durante el interrogatorio en Sao Paulo. Si ya no es parte de la dirigencia del partido naranja, ¿Yoshiyama cómo obtuvo dicha información si no estaba en Brasil sino en Norteamérica? Este hecho demuestra que sigue muy vinculado con la cúpula de Fuerza Popular.
Durante la candidatura de Keiko Fujimori en 2011, Jaime Yoshiyama Tanaka fue al mismo tiempo secretario general del partido y jefe de campaña y estaba a cargo de las finanzas de la organización. Para la Fiscalía de Lavado de Activos cobra especial significación a la luz de lo confesado por Barata, que Yoshiyama denunciara a la policía que a las 8 y 30 de la mañana del 4 de junio de ese año delincuentes robaron en su vivienda y que se llevaron varias computadoras, en la que guardaba información personal. Ocurrió un día antes de la segunda vuelta presidencial y cuando las encuestas indicaban que Ollanta Humala vencería a Keiko Fujimori. En todo caso, la Fiscalía de Lavado de Activos confía en que los archivos del Departamento de Operaciones Estructuradas se encuentre el registro del millón de dólares para la candidatura de Keiko Fujimori.
Respecto a Susana de la Puente es público que fue parte del equipo de campaña de Pedro Pablo Kuczynski en 2011 y 2016, como grafican las fotografías que circulan en las redes sociales. En las mismas imágenes se observa a Jorge Archimbaud Caballero, el íntimo amigo de De la Puente que fue quien recibió de Barata los 300 mil dólares, conforme su testimonio.
En un primer momento, Kuczynski rechazó haber recibido el dinero porque, arguyó, era candidato de una alianza y no estaba a cargo de las finanzas. Pero resulta que Susana De la Puente –quien también ha desmentido haber aceptado dinero de Barata– no trabajaba para la Alianza por el Gran Cambio sino para Kuczynski, y el que recogió la plata, Jorge Archimbaud, tampoco estaba al servicio de la APGC sino de su gran amiga De la Puente.
Fuente: La Republica

Para Fiscalía existe patrón común entre los que recibieron dinero
Califica esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *