Familias usuarias de Haku Wiñay muestran sus progresos a delegación de Gobierno Sudafricano

Una delegación de funcionarios del Gobierno Sudafricano visitó a usuarios del proyecto Haku Wiñay de Foncodes en el distrito de Chambará, provincia de Concepción, región Junín, y comprobó los avances e impactos de este proyecto productivo que contribuye a la seguridad alimentaria y la autonomía económica.

La delegación africana está conformada por los funcionarios del Departamento de Salud: Yogan Pillay; Shuaib Kauchali; Lesley Bamford; Nonhlanhla Diamini y Lynn Moeng. También funcionarios del Departamento de Planeación, Monitoreo y Evaluación: Thulani Masilela y Mastoera Sadan.

Edith Díaz de la Cruz, usuaria del proyecto Haku Wiñay mostró a los visitantes su huerto de hortalizas, cocinas mejoradas, crianza de gallinas, el ordenamiento de su vivienda y el consumo de agua segura.

Luego, los visitantes extranjeros llegaron a la vivienda de Antonia Samiego de La Cruz, quien les narró cómo ha logrado superar la desnutrición y la anemia trabando con tecnologías productivas de Haku Wiñay. Del mismo modo, Catalina Galván Quispe, evidenció como con su huerto de hortalizas, módulos de cultivos andinos, crianza de cuyes y gallinas, ha mejorado la dieta alimenticia de su familia.

Seguidamente, la comitiva sudafricana visitó dos emprendimientos. El primero fue de Férreo Ortiz, quien orgulloso mostró su negocio de carpintería denominado “Tuki Cullo” (madera bonita), y les contó cómo con los ingresos obtenidos viene mejorando su economía y su nivel de vida.

Otro de los emprendimientos visitados por los sudafricanos fue el de Julia Tocas. Ella tiene su negocio de confección de casacas, donde da trabajo a otras personas de su comunidad.

Así como ellos 459 familias del distrito de Chambará mejoran sus ingresos a partir de la intervención del proyecto Haku Wiñay de Foncodes.

Los visitantes sudafricanos quedaron gratamente impresionados de la forma como en esta zona de la sierra del Perú las familias están saliendo adelante con el uso de tecnologías sencillas y la implementación de los proyectos productivos.

En el distrito de Chambará con Haku Wiñay se trabaja con 460 hogares, mediante cuatro núcleos ejecutores: Chambará, Quillayo, Santa Rosa de Tistes y San Blas. Mientras que a nivel de la región Junín, Foncodes a través de la Unidad Territorial Huancayo a la fecha ha ejecutado 22 proyectos en seis distritos atendiendo a 2 mil 728 usuarios con un presupuesto de 11 .1 millones.
Modelo de Desarrollo Rural
El progresivo cambio que va logrando el proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai en la economía y en la vida de las familias pobres de la sierra y la selva del Perú, ha despertado el interés de gobiernos extranjeros y organismos de cooperación internacional, los cuales han enviado al Perú representaciones para conocer estas experiencias exitosas en las propias comunidades de la sierra y la selva.

Este modelo de desarrollo de capacidades productivas y emprendimientos rurales inclusivos ejecutado por el Midis a través de Foncodes, ha traspasado las fronteras y se ha convertido en un tema de estudio y análisis en los foros internacionales de la FAO, Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional (FMI).

Entre los años 2013 hasta el 2017 han llegado al Perú varias delegaciones extranjeras, desde lugares tan lejanos como Egipto, Kenia, Angola y Mozambique. Antes, vinieron de Paraguay, Colombia y Honduras. Todas ellas con el apoyo de organismos cooperantes como la FAO y el Banco Mundial. También de la Fundación Ford, y de EUROSOCIAL, programa para la Cohesión Social en América Latina que financia la Unión Europea.

Familias usuarias de Haku Wiñay muestran sus progresos a delegación de Gobierno Sudafricano
Califica esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *